La densidad nutritiva del boniato es muy alta. Sus nutrientes mayoritarios son los hidratos de carbono, compuestos por igual por almidones complejos y azúcares simples.

Como revela el color anaranjado de la pulpa, el boniato es rico en provitamina A, en forma de betacaroteno.