La Granada se cree que es originaria de Persia, Irán y el Himalaya Occidental este fruto ayuda con problemas de hipertensión, evita la retención de líquidos, refuerza el sistema inmunológicos, elimina la congestión nasal, antiflamatorio, anticancerígeno... que más podemos pedir!!, es un fruto extraordinario lo podemos tomar en ensaladas, zumos, mermelada... un sin fin de posibilidades para disfrutar de ella.